Ultimas Noticias

viernes, 6 de abril de 2018

Monjas memas porque alguien se lo consiente

Nadie tiene que escandalizarse porque diga que hay monjas memas. Las hay como hay curas memos. Lo que pasa es que, si sus memeces escandalizan y, afectan a la Iglesia, alguien tendría que poner freno a tanta majadería.  

Qué ricas, qué monas las monjitas de Vallbona de les Monges con su lacito amarillo. Pues ahí las tienen. Cistercienses, y el Císter es (era hasta ahora) una cosa muy seria. Urnas en el monasterio para el supuesto referéndum del 1 de octubre y las monjitas, al menos alguna, con su lacito amarillo. Memas. Porque se supone que en el monasterio están para otra cosa, no para hacer gala de sus ideas políticas de manera tan ostentosa. Pero claro, a la madre abadesa, Anna Maria Camprubí, le va a decir nadie lo que tiene que hacer.

Las monjas de Vallbona, parroquias con esteladas antes y ahora con lazos amarillos, curas y frailes que los lucen con desfachatez. Vale. Están consiguiendo algo muy importante: cabrear al personal. Y mucho. Y el personal cuando se cabrea, se cabrea y está en su derecho de hacerlo.

Los católicos de este país llamado España, y especialmente muchos católicos de Cataluña, dicen que están hasta el gorro y que les den. Y se cabrean no especialmente por unas monjas con lazo o unos curas con estelada y urna. Insisto que curas necios y monjas bobas han existido siempre, lo que pasa es que antes, cuando un sacerdote tocaba el violón o unas monjas se dedicaban a cosas no propias de su condición, aparecía una autoridad –perdón por emplear la palabra- y devolvía las cosas a su justo lugar.

Ahora no. Y el cabreo del personal viene no tanto por las monjas de Vallbona, los monjes de Montserrat o los curas de donde sea, sino por la falta de autoridad de quien debería poner un poco de sensatez. Los católicos de España y de Cataluña de manera especial, se preguntan si no hay nadie que ponga un poco de sentido común. En el caso de los sacerdotes es facilito: ¿dónde están los obispos? ¿Tan difícil es decir que tienen que desaparecer de los templos parroquiales esteladas, lacitos y urnas? Facilito. Prohibido y punto. Pues los obispos mudos y ágrafos.

¿Y en el caso de monasterios autónomos? No serán autónomos incluso del papa. Alguna autoridad habrá que ponga sensatez, y si no se pone, uno tiene todo el derecho a pensar que tampoco les parece tan mal.  Y si no les parece tan mal… Prefiero no seguir.

El “prestigio” de la iglesia en España está cayendo a niveles de subcapa freática. En Cataluña ni les cuento. ¿Ningún obispo pondrá orden? ¿La conferencia episcopal sugerirá algo? ¿Algún toque desde Roma a monasterios? No. YA SABEMOS QUE NUNCA PASA NADA. El problema es que en estas condiciones los laicos no van a dar la cara ni otras cosas por su Iglesia. Se conformarán con ir a misa a su parroquia, colaborarán en lo que tienen más cerca y pasarán ampliamente de cualquier otro asunto.

No busquen culpables solo en curas independentistas y monjas amarillas. Tampoco en quienes lo cuentan. Hoy todo se sabe porque las informaciones recorren las redes en décimas de segundo. Si obispos y responsables más altos no hacen nada y siguen consintiendo, se sabe y el personal se cabrea. Es lo que hay.

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario