Ultimas Noticias

jueves, 10 de mayo de 2018

Una mañana tranquilita en La Serna

Hoy ha sido uno de esos días raros en que he pasado la mañana trabajando en casa. Así que he aprovechado también para poner una lavadora y alguna tarea casera. Fuera de eso, ¿hay algo que hacer en el despacho parroquial del que dependen escasos cuatrocientos feligreses?

Una buena parte la he pasado con temas de contratos de electricidad. De este despacho parroquial dependen seis contratos: tres templos y tres casas o dependencias parroquiales. Todos, los seis, contratos antiguos con un mínimo de potencia y que hoy, al instalar los nuevos contadores “inteligentes”, hacen que salte el limitador a la primera. Esto significa gestionar aumento de potencia en cada contador. Y esto supone inspección previa en los templos, boletines de instalación nuevos y, previamente, revisión y actualización de instalaciones eléctricas para ponerlas al día.

He seguido peleándome con telefónica, porque no me digan la razón según la cual uno solicita darse de baja en no sé cuántos servicios “accesorios” en la línea, llamas por teléfono, te dicen que sí, pero al mes siguiente vuelven a cobrar lo mismo.

Cinco minutos para contar las colectas dominicales (de los cuales me sobran dos).

Otro ratito para poner al día la contabilidad de los tres pueblos: mirar los escasísimos movimientos bancarios, organizar correspondencia, hacer los correspondientes asientos y archivar cada factura (porque facturas siempre llegan).

Un tiempo para el “libro de los muertos”. Me explico. Es que estoy haciendo unas hojas diarias en las que voy colocando los difuntos del día, de momento de Braojos, desde 1868. Estas hojas se van colocando en el templo parroquial y resultan interesantes por el recuerdo, y de paso son una invitación a la oración por los difuntos.

Me gusta siempre un ratito para “inventar”, es decir, para ir pensando en posibles cosas de futuro. Por ejemplo, la adoración nocturna que comienza este próximo sábado, preparar la misa y procesión de San Isidro y, el viernes 18, el ejercicio de las flores y la misa que tendrán lugar en la ermita, con motivo del aniversario del fallecimiento de D. Julio, párroco de Braojos que en la ermita pidió ser enterrado. Me parece que una de las cosas que debemos hacer los curas es rezar por nuestros antecesores en las parroquias. D. Julio falleció el 19, pero al ser sábado y tener previstas otras cosas, la celebraremos el 18. Y esto sin olvidar que en menos de un mes comenzamos la misión mariana con la Virgen Peregrina de Fátima que nos traerán los Heraldos del Evangelio.

Un tiempo, ya lo ven, también lo empleo en escribir en el blog y otras cosas, que ya veremos si salen, y en ponerme al día de lo que pasa por estos mundos de Dios y esta Iglesia nuestra.

Añadan alguna llamada, algún correo y mañana echada.

¿Y la tarde? Pues hoy toca exposición del Santísimo y misa en La Serna, y posteriormente ejercicio de las flores y misa en Braojos.

Un día tranquilo, aunque no se lo parezca, porque mañana, por ejemplo, tengo tres misas.

Esto es el día a día. En un rato recoger la ropa y plancha. Después, preparar la comida. Y mientras Socio, que ese sí que sabe, dormitando al sol. No parece muy motivado para colaborar con las tareas del hogar.

P.D. Acabo de recibir una familia. Ha fallecido la madre. Hoy tanatorio y mañana, pues, entierro. Día a día. 

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario