Ultimas Noticias

jueves, 2 de agosto de 2018

Victoria taxística: como Fuenteovejuna, todos pagaremos a una




















El Gobierno había ofrecido que las licencias para las VTC las concedieran las madres de los taxistas. Eso les pareció bien, pero los taxistas añadieron solo una palabra: “insuficiente”.

El Gobierno ofreció al sector del taxi que los españoles, en la factura eléctrica, pagaran una tasa. Como dijo el ministro: Total, una más, ni se van a enterar".

El subsecretario del ministro añadió: Si en la factura aparece “cargo antiVTC”, pensarán que es algo contra la contaminación.

Ahora en serio, mientras escribía estos posts, he hablado con mucha gente y me he llegado a preguntar: ¿Existe algún apologista del sector del taxi en este país?

Son innumerables como las gotas de la lluvia los que me han referido cómo el taxista se perdió, pero que el mismo conductor lo pasó muy mal. “Lo pasó muy mal. Nos pidió perdón”. Curiosamente, no les hizo una rebaja.

Me parece increíble que en el año 2018 haya un taxista que diga que no tiene callejero. Tan increíble como todos los estancos donde me contestaban que no tenían una báscula para pesarme la carta. Ojalá que esto último que he dicho fuera una ficción literaria.

Ahora, en España, se concede una licencia VTC por cada treinta taxis. Son muy pocas, pero el que ha probado Uber o Cabify ya no quiere regresar al acogedor techo de los taxis. Y así, mientras los taxistas siguen esperando horas en la cola del aeropuerto, los otros no paran de traer y llevar gente a los sitios. A veces me pregunto si este no debería ser el trabajo de los taxistas: traer y llevar gente.

El Gobierno, como yo ya sabía, en vez de solucionar el asunto, ha preferido delegarlo en las comunidades autónomas. Magnífica solución. El Gobierno sería capaz de delegar la gestión de la Peste Negra a las comunidades autónomas con tal de ahorrarse problemas.

¿Por qué los taxistas quieren precisamente eso? Porque saben que las comunidades son menos fuertes. Es mucho más fácil organizar una huelga total en una comunidad que no en toda la nación. Tiene más fuerza para resistir el gobierno nacional que no uno autonómico.

Y las comunidades, probablemente, lo delegarán a los ayuntamientos. Eso es ideal para los taxistas. Cuanto más pequeña sea la autoridad a la que se enfrenten, más fácil es vencer si los taxistas presionan.

Cualquier día veremos que los ayuntamientos delegan el tema de las licencias VTC en el gremio de los estanqueros. Lo cuales lo pueden delegar en la cofradía de vendedores de quebab.

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario